KAMELMAT – Entrevista – 12/02/12

MySpace Facebook Twitter

Bajo el misterioso nombre de KAMELMAT se esconde un músico que lleva el arte en sus venas desde los 12 años. Desde unos inicios en Argentina marcados por la música clásica y el metal hasta unas influencias actuales de todo tipo, KAMELMAT nos responde a nuestras preguntas, que nos servirán para conocer a este guitarrista bastante a fondo como músico y persona. Te animamos a que le descubras, para mí ha sido un verdadero placer escucharle… y hablar con él. Su disco está a puntito de caramelo.

Subterráneo Heavy: ¡Saludos KAMELMAT! Un placer poder entrevistarte y poder conocerte un poquito más. Estos días he podido escuchar tu música y realmente me ha sorprendido el que seas un guitarrista o músico que no se cierra a un solo subestilo, sino que recoges infinidad de influencias. Pero empecemos por el principio, cuéntanos por favor cómo fue tu primera toma de contacto con el mundo de la música a los 12 años.

KAMELMAT: Un placer ser entrevistado por vosotros, y ante todo muchas gracias por la buena onda.
Realmente creo que mi primer contacto con la música es desde la panza de mi vieja, no ha habido nunca ausencia de música en mi vida. A los dos años, me mandaba con una señora que hacía “apreciación musical para bebés”, del palo, que de las pocas cosas que recuerdo de pequeño es los martillos marchando en “The Wall”… imagínense qué chaladura, la tía con dos años me ponía PINK FLOYD jajajja… qué lindo cuando no había Hannah Montana, ¿no?
Además, mi padre es violinista y cantante de ópera, además de un fanático acérrimo de los BEATLES, con lo cual el Arroz con Leche y esas movidas, en mi casa no se escuchaban, no hubo canciones de cuna, hubo BEATLES, FLOYD, y música clásica por un tubo.

Te diría que la primera toma de contacto con un instrumento fue antes, pero recuerdo claramente mis primeras clases de piano a los ocho años. Hay que tener en cuenta que en casa había de todo, piano, un farfisa original, guitarras españolas, acústicas, percusiones varias, violines por supuesto.

Con 10 u 11 añitos, primeros CDs que empezaban a circular… en algún momento por propia curiosidad creo, me dio por comprar uno… de siempre me había gustado la ciencia ficción, Star Wars (¡fanatiquisímo!) y los monstruos de todo tipo, con lo cual creo que elegí sin tener ni idea la tapa que más me llamó la atención… premio para RUST IN PEACE!!!!. Cuando llegué a casa y lo puse creo que es lo más cerca que he estado a un paro cardiaco jajaja… Quedó archivado algún año más.
Hasta ese momento escuchaba lo que había en casa que no era poco, pero a los 11 algún amigo más grande que yo me grabó mi primera cinta (debe haber muchos que no saben lo que es eso ya jajaja), de unos tíos que se llamaban GUNS N´ROSES, y  fue en ese momento que supe exactamente lo que quería hacer el resto de mi vida. Los solos de Slash me atraparon terriblemente y las canciones de los GUNS tenían todo lo que en ese momento hacía falta para cautivarme.

Lo de los 12 años es claramente el punto de inflexión, ya que después del encuentro con los GUNS, se me abrió un mundo inmenso delante. Siendo que tocaba el piano bastante decentemente y en casa había guitarras, le pedí a mi padre que me enseñará los acordes (no había internet!!! Jajaja) en guitarra y me puse a sacar canciones de los GUNS a tope! Los solos que podía, y vi que no se me daba mal, a pesar de que era una guitarra acústica, bastante dura por cierto. Mis padres felices de la vida y apoyándome a tope, de hecho se lo pasaban bastante bien compartiendo conmigo, y el viejo a pesar de ser de otra época, se enrollaba bastante y se acoplaba a tocar alguna de los GUNS también, eso sí, siempre caía después alguna de los BEATLES fijo. Con todo esto ya marchando y con 12 añitos, comenzando el Secundario (en Argentina le decimos así al Bachillerato o EGB o como se llame) le comenté a mi padre: “Viejo, quiero ser músico, no quiero hacer otra cosa que tocar la guitarra, casi que pasamos del cole ¿no? y me dedico al conservatorio!”.
Esto rápidamente desemboco en mis padres diciendo “genial, ¿quieres ser músico? perfecto, te apuntamos al conservatorio, pero el cole lo haces igual”.
Con lo cual me tocó hacer la carrera clásica de piano y guitarra a la par que el colegio!…

Subterráneo Heavy: Bonitos comienzos, sin duda. Supongo que los recordarás con mucho cariño… Sé que es una pregunta repetida en muchas entrevistas, pero creo que necesaria para que el lector se haga una idea de ti como artista. Por favor, haznos un breve recorrido por tu carrera musical, y las influencias que has ido recolectando por el camino.

KAMELMAT: Esta es una de las que me va a costar, y muchas de las cosas harán gracia o incluso asco a algunos de los headbangers más duros, mis disculpas a quien provoque nauseas, recuerden que nadie es perfecto jajaja.
Como comentaba en la primera pregunta: mis primeras canciones tocadas, en el piano son las de Bela Bartok, Czerny, Diabelli, Mozart, Beethoven, el gran Juan Sebastian! y todos los amigos que llevan muertos varios siglos. Esto lo comento, porque no dejan de ser una poderosa influencia, tanto técnica como estética y casi filosófica (esto lo dejamos para bar y birra de por medio).

A la par, BEATLES, PINK FLOYD, FRANK SINATRA (otro grande que no paraba de sonar en casa), GENESIS, PHIL COLLINS, hasta TOTO daba vueltas por casa… CREEDENCE (con el tiempo cada vez me gustan más)…
Rápidamente los GUNS abrieron las puertas a los que realmente marcaron el camino, METALLICA, MEGADETH, IRON MAIDEN, MR. BIG y rápidamente STEVE VAI, SATRIANI y más tarde ANGRA y DREAM THEATER.
Con todo este background, con 12 años monté mi primera banda de Metal, los BLACK PYRAMID! Siempre se recuerda la primera banda. Lo más importante a resaltar era que éramos malísimos jajaja, especialmente porque solo el batería y yo nos lo tomábamos un poco en serio.

Rust in Peace, que había estado juntando polvo durante un año, volvió a mis manos y se volvió rápidamente uno de mis discos favoritos, hasta ahora es sin duda uno de mis discos de cabecera. Lo recalco porque tuve durante mucho tiempo, cuando todavía no existían las bandas tributos (si si lectores, hubo un tiempo donde era raro tener bandas tributo)… una banda que hacíamos el 80% del repertorio covers de MEGADETH (debo decir como profe de guitarra, que tocar los solos de Rust in Peace con 14 años, es una muy buena manera de entrenarse si se quiere tocar en serio, Friedman es uno de mis guitarristas favoritos).

DIADEM, la banda con la que hacíamos esto, fue mi primer proyecto real luego, componiendo temas ya, con ganas de hacer carrera en serio. Llegamos a grabar un demo en uno de los mejores  estudios que había en Buenos Aires en ese momento, El Pie.

A los 15 empecé a dar clases a gente más pequeña, y rápidamente me hice unos cuantos alumnos, el más destacable uno de mis profes del cole de Matemáticas jajaja… que por cierto se volvía loco conmigo en su clase, ya que las mates, jamás fueron lo mío… Recomendación del profe este, no sentarse cerca mío en clase! Igual que el cono de ignorancia de Bart Simpson.
En mi cole, sorprendentemente no había música. Pero había un muy buen canal de comunicación con los directores, era un cole muy progre y liberal… con lo cual, a la primera que me quejé con la directora que me dijo que no había ni un mísero taller de música, me dijo: “móntalo tú…”, con lo cual, con 16 añitos más o menos, dirigía el taller de música del cole, que rápidamente ganó adeptos por doquier, ya que había unos cuantos chicos y chicas de todas las edades  que encontraron un espacio para compartir lo que sabían hacer. Como influencia fue super importante, ya que como buen heavyata, tuve mi época talibán del metal a tope… de esto que todo lo que no sea metal merece la muerte! Con lo cual me hizo muy bien tener que lidiar con el Grunge por ejemplo, o con el punk californiano que sonaba por todos lados, además de las bandas típicas de Rock&pop argentinas… más allá, de que venía robando besos desde hacía bastante con las típicas canciones de campamento jajaja, que servían su propósito, es decir, rápidamente aprendí a que no me diera nauseas según qué música.
El hecho de haber coordinado estas bandas del cole, me dejó muy claro que me encantaba enseñar y especialmente dirigir bandas, ya que había de todo, además de que a mí, ponme a tocar, que me lo paso pipa y da casi igual el estilo.
A partir de aquí y hasta el día de hoy he dado clases de guitarra, armonía, arreglos, composición y combo, clases particulares, en escuelas y he tenido mi propia escuela y es algo que me nunca descarto de volver a montar cuando sea el momento.

A la par de todo esto, estaba loco con los solos mega virtuosos de VAI, o de SATRIANI, de FRIEDMAN y toda esta gente y me los sacaba todos y por supuesto de la banda que se volvió mi ABC, DREAM THEATER.

Acabado el conservatorio y sediento de saber, apliqué a la Berklee, a donde habían ido muchos de los músicos que me gustaban como VAI o los DREAM THEATER, y entré… Para felicidad del bolsillo de la familia, al poco tiempo la Berklee abrió una sucursal en Buenos Aires, con lo cual fue muy fácil hacer la carrera viviendo en casa, aunque siempre lamenté no haberme quedado en USA, pero es una historia larga y muy debatible quizás.
Hasta este momento, el Jazz no había formado parte de mi vida casi, excepto por FRANK SINATRA que sonaba constantemente en casa o TONY BENNET.
Enseguida me di cuenta que la Berklee tenía mucho para ofrecerme, que el conservatorio me había dado mucha técnica, pero que no entendía nada de la música moderna y de cómo hacerla.
Rápidamente el Jazz me atrapó. El conocer a DIZZY GILESPIE, a MILES DAVIS, a COLTRANE, a ELINGTON, JOE PASS, WES MONTGOMERY y a los nuevos, CHIC COREA, SCOFFIELD, MARCUS MILLER, WEATHER REAPORT y JACO PASTORIUS! Y tantos otros…

Descubrí todo un mundo donde tocar bien no alcanzaba, había que saber más y más y siempre se buscaba la excelencia, el virtuosismo (en varias formas, ya que no necesariamente pasaba por tocar muy rápido sino por el lenguaje utilizado).
Conocí mucho talibán del Jazz, (piensen los que no los conocen, que los talibanes del Jazz son mucho más cerrados que los heavyatas talibanes jajaja)…

Este nuevo lenguaje, y para mi propia felicidad, ya que estoy contento con no ser talibán de nada, y bien por quien lo sea… fue el golpe final de apertura mental, porque a la que entró el Jazz en mi vida, entró rápidamente la fusión, el Latin, el Funk y el Soul, el Pop y el Rock de todos los estilos (cosas que no eran mala palabra en la Berklee tampoco)… y más tarde la electrónica y la producción musical.
No solo me vi capaz de tocar todos estos estilos, sino que me encantaban también.

Aquí vendrá la parte de defraudar a los heavyatas más duros, ya que al salir de la Berklee, aparqué un poco el metal… si bien siempre lo seguí tocando, no era lo más importante.
Si tuviera que enumerar las numerosas bandas de las que formé parte desde entonces, me sería bastante difícil, ya que enseguida empecé a trabajar como sesionista en numerosos proyectos, para bandas o canta-autores, estudios de grabación, una compañía que montaba musicales con banda en directo (no había muchas por la época)…
De mis propias formaciones, y todavía pueden escucharse alguna cosa en mi myspace, cuartetos y quintetos de jazz-fusión, alguna Big Band (me dio muy fuerte con los arreglos de vientos y aprendí a tocar el saxo también).
Antes de venirme a Barcelona (año 2003), grabé un montón de cosas de electrónica, daba mucho trabajo (hasta el día de hoy), y el Chill Out empezaba a ser un boom. Solo puedo deciros que los trabajos que tengo editados son de música electrónica, incluso algún tema en los compilados Chill Out de Café del Mar.
Aquí en Barcelona formé junto a un buen amigo y buen músico una banda que estuvo muy cerca de hacer cosas grandes, producida por Gambeat, el bajista de Radio Bemba (mano negra).  Además de haber trabajado para unos cuantos estudios aquí en Barcelona como sesionista, y hace un par de años para USA vía internet (internet se ha vuelto una poderosa arma para mí).

Tranquilos los heavyatas, ahora vuelvo.. Linda historia, más allá del cansancio que produce una banda de 5 años y todo lo que conlleva a darse cuenta que la cosa no funciona por un sinfín de motivos del cual probablemente sea uno mismo el más responsable, fui a ver a DREAM THEATER por primera vez en mi vida al Olímpico de Badalona, si no lo dejé claro antes, DREAM THEATER es la única banda que jamás ha salido ni por un momento de mi día a día casi…
Al acabar el concierto, me senté en las escaleras del estadio, solo… y automáticamente me pasó mi corta vida por delante… Me di cuenta que lo único que siempre había querido hacer realmente era eso, que la propia curiosidad por otros estilos, y el querer vivir de la música me habían hecho centrarme en otros estilos.

A partir de ahí, dejé la banda que absorbía todo mi tiempo, ya que vivía para eso, no solo como músico sino como manager, booker, promotor, road manager, y pipa! Y decidí redistribuir mi energía y tiempo… Separé las cosas que me daban de comer y me aportaban dentro del Music Bizz de lo que quería hacer como guitarrista y como artista.
Sin saberlo, se fue creando el proyecto KAMELMAT, nombre artístico que uso hace mucho tiempo, y que ahora es la persona que estáis entrevistando.

KAMELMAT es el cúmulo y suma de todas estas experiencias, influencias de estilos a ojos comunes quizás dispares y hasta antagónicos para otros.

Es probable que esperarais una respuesta más corta jajaja, lo siento por la longitud…
Puedes poner básicamente si no como respuesta, “toda la música que se ha hecho desde el canto gregoriano hasta ahora”… a pesar de que los 40 Principales me suelen dar un poco de nauseas todavía.

Subterráneo Heavy: No modifico nada, es más, me encanta que los grupos a los que entrevisto se extiendan en sus respuestas, y en tu caso es obvio que sirve al lector para conocerte a fondo como músico y como persona… Escuchando tu música veo temas como Street Bob Modified muy en una onda SATRIANI, otros como Gruffin Guardians más shred… y en fin, canciones de todo tipo. Coméntanos a grandes rasgos cuáles son tus principales influencias como guitarrista.

KAMELMAT: Esta es fácil, y puedo ser más breve jejeje: Si Dios existiese, y quisiera tocar la guitarra, haría clases con STEVE VAI, sin duda. STEVE VAI es mi artista favorito no solo como guitarrista.
JOHN PETRUCCI directamente detrás, o bueno, a la par, porque me fascina realmente.
MARTY FRIEDMAN, PAUL GILBERT, JOE SATRIANI, MICHAEL ROMEO, KIKO LOUREIRO de ANGRA, SLASH, WES MONGTOMERY y JOE PASS, DJANGO REINHARDT, BUCKY y JOHN PIZZARELI, GEORGE HARRISON, RITCHIE BLACMORE, JIMMY HENDRIX, FRANK ZAPPA, PETE TOWNSHEND, ERIC CLAPTON, DAVID GILOMUR, BB-KING, STEVIE RAY VAUGH, FRANK GAMBALE, JOHN FOGERTY, seguro que me olvido de alguien, pero estos imposible olvidarme.

Subterráneo Heavy: Leyendo tus respuestas queda claro que tu instrumento favorito es la guitarra, ¿me equivoco? ¿De qué equipo dispones?

KAMELMAT: La guitarra es mi instrumento favorito, seguro, lo que no implica que me guste tocar de todo, toco el piano y teclados como ya he dicho, el bajo, el saxo tenor, armónica, percusión y batería, canto, y toco el sitar indio.
Equipo siempre me parecerá poco como buen síndrome de adquisición de guitarras, jejeje:
Mi preferida la Ibanez UV777 BK, que utilizo mucho por comodidad y por las siete cuerdas.
Epiphone D.O.T del ´79, Samick brutal del 92, con la que aprendía a tocar y estoy comodísimo.
Ibanez Artcore de Jazz, una Takamine acústica (modelo Jerry Garcia de la época además), Yamaha Española de concierto del 90´, montones de pedalitos de efectos, de los que más uso, los stompmodeler de la line 6, el Whammy digitech, un Wah Wah Snarling Dog que es la bomba… En cuanto a amplis he tenido de todo, y he ido vendiendo o cambiando (igual que guitarras, he tenido también Les Pauls, SG´s, Jacksons Rhandy Roads,) Ahora mismo me he quedado con uno que no venderé jamás, el Fender Deville, que es espectacular en sonidos limpios y con cuerpo, y que con pedales de distorsión dan un sonido tremendo. Tengo más amplis pequeños y ahora mismo estoy esperando que me traigan además para los directos con KAMELMAT BAND un Dual Rectifier, que es bueno, no hace falta describirlo.

Subterráneo Heavy: Hablemos del disco que estás a punto de sacar. Por lo que sé ha sido grabado en tu propio home studio. La última vez que hablamos contigo, las mezclas estaban en faceta de experimentación. ¿Cómo está el proceso? ¿Para cuándo podremos disfrutar de este disco?

KAMELMAT: Me falta terminar de grabar dos canciones que están compuestas. Grabar es en mi caso parte del proceso creativo al disponer de un home studio, con lo cual muchas veces voy grabando a la par de componer. Estos últimos temas son probablemente los más cerebrales y hay mucha cosa escrita antes de tocarla, serán una pasada, no que los anteriores no lo sean.

Con estos dos temas el disco tendrá 10 temas, aunque estoy pensando en incluir uno más que da vueltas por ahí y me está tentando mucho ponerlo.
Luego de acabar de grabar, haré la mezcla entera de todos los temas bien mezclados, ya que hasta ahora son simples bajadas.

A la par de terminarlo y por impaciencia ya de lo mucho que me gusta, estoy montando la banda para salir a tocarlo y que lo podáis ver en directo, esto me retrasará un poco, pero no tengo prisa… Creo que para abril, podremos escuchar el disco terminado.

Este disco es para mí, una especie de obra maestra, no hay ni un solo tema del que no esté profundamente enamorado en este disco, ni una nota de más ni de menos, Este disco representa al artista que quiero ser, no responde a ninguna orden ni interés externo, solamente a esto me mola y ya está.

Subterráneo Heavy: ¿Crees que el hecho de tratarse de canciones tan diferentes entre sí pueden no dotar éstas al disco de una cohesión lógica? ¿O en esa variedad está la virtud?

KAMELMAT: En esta pregunta te robaste mi corazón. Sabes ya de por sí, que el debate y la filosofía me encantan jajaja… ¿Qué puede ser una cohesión lógica? Entiendo que estamos acostumbrados a que todas las bandas tengan un género determinado, una batea en la fnac donde encasillarse… después de todo lo que os he contado como músico, me resulta imposible quedarme en una sola, la cohesión lógica musical para mí está en este disco, donde hay de todo, donde se toma un poco de aquí y un poco de allá. La coherencia en mi música está dada porque todo lo que escuches como estilos me representa, y me representa la volatilidad para cambiar de uno a otro. Es mi opinión personal, y no es un juicio de valor (no me gustan para nada), mi definición de buen músico es alguien que puede tocar de todo, de todos los estilos y que disfruta de hacerlo. En esta variedad como bien dices en mi humilde opinión está la virtud.
Por otro lado, hay un hilo conductor que creo que me representa en cuanto a composición, especialmente dado por el virtuosismo a la hora de tocar, y que no está solo en la guitarra sino en todos los instrumentos…

Subterráneo Heavy: Por cierto ¿es el primero? Si hay más trabajos tuyos háblanos de ellos, por favor, y cómo se puede conseguir. ¿Se editará en soporte físico?

KAMELMAT: Como os he contado, a nivel Metal, progressive o como le acabemos llamando por ubicarlo en algún lado, sí, será mi primer trabajo editado. Dudo que a los lectores les interesen mis trabajos editados en electrónica, pero si los buscáis en internet los encontrareis con facilidad.
El disco se editará en soporte físico, porque me gusta la memorabilia del disco editado, Tengo un par de discográficas pequeñas en USA que están interesadas en el producto final, y me están dando ánimos de que lo acabe, ya que tienen interés.

Subterráneo Heavy: ¿No has pensado en recalar en alguna banda como guitarrista? Veo en internet que al menos sí buscabas banda al menos hace tiempo… ¿De qué tipo o estilo  te gustaría?

KAMELMAT: Esto también es bueno, sabes que cuando se fue Marty Friedman de MEGADETH, me hinché a mails a Mustaine, a la discográfica, incluso creo que llegué a conseguir el teléfono de la Capitol y llamar para ver si podían comunicarme con Dave. Chris Broderick fue una elección excelente, pero me hubiera encantado que me dieran la oportunidad jajaja.

Al trabajar como sesionista, he estado en un sinfín de bandas… y trabajaría con todo el mundo, incluso no como sesionista sino como parte de una banda.

Me encantaría, claro, entrar en una banda, siempre me he ofrecido como guitarrista en caso de que alguna banda se quedase sin su lead guitar y especialmente cuando dejé mi banda anterior, la idea era entrar en algo ya montado.
Tengo que reconocer, que hoy por hoy estoy muy metido en mi proyecto solista, pero con gusto entraría a una banda que estuviera muy rodada, en plan sustituir a alguien, o entrar en un proyecto grande. Estilo, cualquier tipo de metal me gustaría, especialmente los más de mi época, thrash, progressive, melodic o symphonic, mis preferidos.

Subterráneo Heavy: Bien, centrándonos en tu proyecto nuevamente, creo que ya estás trabajando con músicos para llevar tu música al directo. Por favor, ¿nos puedes decir de qué músicos se trata y en qué grupos han estado?

KAMELMAT: Por ahora estoy montando la sección rítmica, que es un pollo de por sí. Si escuchas a Vai o Satriani, bajo y batería suelen ser unas máquinas, pero nunca son cosas muy deformes… En KAMELMAT, es como si cualquiera de ellos, tocara con Portnoy y DREAM THEATER, pero que se tienen que pasar a groovear como si fueran los PEPPERS por decir alguien, pero más WEATHER REPORT o TOWER OF POWER. Incluso hay un tema enteramente de Jazz y otro de Tango tipo Piazzola, todos con compases irregulares, vamos un caos.

En el bajo estará seguro Carla Fábregas Segismundo, bajista excelente y solida, con una precisión y una forma de trabajo geniales.
Os soy sincero, no sé mucho de sus bandas anteriores, creo que tiene un curriculum parecido al mío, en el sentido de haber hecho de todo.

El baterista, estoy casi seguro que será Jordi Riera, y esta semana tenemos el primer ensayo para acabar de consolidarlo. Además de haber tocado con dios y su madre dentro y fuera de España, fue baterista de mi banda electro-fusión CATALOUNGE, y estuvo en la fundación de CANNIBAL QUEEN, todos músicos amigos.
Creo que en cualquier caso, nadie, ni yo mismo, hemos hecho algo como KAMELMAT.

Subterráneo Heavy: ¿Ha sido difícil encontrar músicos para tu proyecto? ¿Cómo ha sido el proceso de búsqueda?

KAMELMAT: Encontrar los músicos para este proyecto es complicadísimo, de las tareas más difíciles del proceso. Como describía antes, tienes que poder tocar super limpio, super rápido y dominar prácticamente todos los palos del Metal, estar familiarizado con los cambios bruscos de compás, de tempo, es decir una técnica impecable… que ya es difícil de encontrar, pero como si fuera poco, además tienes que poder hacer lo mismo con el Jazz, con el Funk, con lo étnico, con lo electrónico… vamos… nada sencillo…

Y encima de todo, te diré, oye, esto es un proyecto 100% artístico, donde no hay pretensiones de hacernos millonarios con esto (básicamente porque no es de consumo masivo, ni  minoritario jaja)… es decir, si no te lo pasas bien haciéndolo vamos mal, te cansaré enseguida.

El proceso de búsqueda se ha dado desde el que al estar metido en el mundo de los músicos de sesión, y de tantos estilos distintos, todos conocen a alguien y recomiendan a alguien.

Carla fue mi primera opción y jamás hubo casting, le mandé un mail diciendo que quería una mezcla de John Myung con Billy Sheehan, Stuart Ham, Marcus Miller, Jaco Pastorius, Rocco Prestia y Patittuci. Cosa que creo que le gustó y respondió que se veía super capaz, Estoy encantado con ella, hemos hecho algún ensayo ya y es todo lo que me esperaba.

Con Jordi también aunque ya lo conocía. Jordi tiene un trabajo dificilísimo ya que las baterías que grabé son tremendas en muchos casos, pero sé que puede hacerlo, espero que sí.

Para mí mismo, muchas de las cosas que he grabado tienen una exigencia técnica de superar limites constantemente y a la que no toco algunas cosas un par de días, ya no llego… Esto me encanta… es la política interna de la banda, para todo el que entre y esté en ella… un poco slogan de la mili en las pelis americanas “Be all you can be”… “sé todo lo que puedas ser”.
El nombre del disco viene por ese lado también y significa mucho para mí.

Una vez montada esta parte, creo que haré un tiempo de conciertos en power trio, para rodarnos, y construir siempre de menos a más. Luego habrá una segunda guitarra, y probablemente un teclas. Habrá máquinas siempre, pero de eso ya se verá como y quien las dispara.

Otra cosa que aprovecho a comentarte, es que siendo que la música es instrumental, estoy montando un guión para hacer un show entero, con performances de todo tipo pasando a la vez,  algo distinto… tengo mucha gente interesada en ayudarme a llevarlo a cabo… pero poco a poco… primero el Power Trio.

Subterráneo Heavy: No obstante, todo lo has grabado tú en este disco. Se puede decir que a nivel de estudio se trata de una one man band. ¿Cómo es el proceso de composición teniendo en cuenta que te encargas de absolutamente todo?

KAMELMAT: 100% one man band en el estudio, a nivel compositivo… es posible que acabe metiendo los bajos de Carla, porque su ejecución está a años luz de la mía… Las baterías estoy contento con como están, y sería mucho lío grabarlas en un estudio para que suenen mejor de lo que están.

El proceso de composición en mi caso es tan ecléctico como la música que hago.
Hay frases, incluso canciones enteras, que han salido desde la pura inspiración, aquello que te llega desde cualquier lado del universo… de dormir y despertarte en medio de la noche con una “melo” en la cabeza (Street Bob es así) y grabarla aunque sea en las notas de voz del teléfono…  o ir en moto y que te venga una melodía, un riff… hasta tener ya una melodía y grabarla y empezar a montar todo encima a ver cómo queda, cambiarlo, tirarlo todo, mezclarlo con otra idea anterior… hasta salir de una idea y empezar a escribir y escribir, forzar desde el conocimiento armónico o de recursos de improvisación alguna cosa adrede… Todo, rechequearlo y retocarlo con algún color distinto desde un arreglo premeditado.

Todo me parece válido a la hora de componer… en mi caso, creo que todo lo que siempre me ha influenciado, desde escuchar música de todo tipo a haber hecho estudios académicos, me sirven y utilizo todas las herramientas posibles.

El hecho de tener el estudio, te permite además, poder ir probando cómo suenan las cosas, en muchos casos ideas que en el papel se ven bien, acaban no siendo la mejor opción una vez que suena todo, una línea de bajo que parece excelente, puede no ser funcional al tema… por eso es genial la posibilidad de ir grabando y escuchando el producto “terminado”.
Este disco en concreto, está centrado en las melodías propuestas por la guitarra que es el instrumento solista. Con lo cual es el puntapié inicial. Enseguida meto baterías, para ver el “flow” del tema, y luego el bajo para ver el cuadro en boceto. Luego agregar los colores necesarios de ambientes, efectos, etc. Luego regrabar lo que haga falta, montar el tema en cuanto a estructura, montar los solos, que no son improvisados, a pesar de que siempre grabo uno al principio para ideas.

Dejarlo a punto, hacer una bajada de mezcla (ya que siempre más o menos voy poniendo todo en su lugar a medida que grabo para escucharlo bien)… y ver si hay algo que retocar.

Ahora queda hacer una mezcla seria y a conciencia… pero bueno, eso ya no es proceso compositivo.
El disco contará con algunas colaboraciones, que me reservo como sorpresa y que ya están hechas.

Subterráneo Heavy: Estaremos atentos a esto último ;-) ¿Cuántas horas semanales dedicas a la composición y al trabajo con la guitarra?

KAMELMAT: Horas a la guitarra, trato de no bajar de 4 horas por día… pero trabajando con la guitarra estoy todo el día, aunque muchas veces, son cosas sencillas que no cuento como trabajo duro. El trabajo duro son las 4 horas mínimas que trato de dedicar a “estudiar”, siendo que ahora mismo las dedico a tocar mis propias temas, que son de una dificultad considerable.

A nivel horas de composición, sería difícil decir cuántas, cuando me meto con un tema puedo dedicar todo el día quizás, del palo de que me tienen que avisar que coma o vaya al baño y terminar un tema me puede llevar días, semanas según el caso. Las pausas forzadas de clases que tengo que dar, o ensayos con otras bandas o sesiones, me hacen salir del estudio en estos casos, pero creo que siempre me va bien también por la perspectiva que da el tomarse un rato para descansar del tema en sí.
Creo que componiendo estoy todo el tiempo… mi teléfono está lleno de notas de voz de ideas, y en el ordenador debe haber gigas y gigas de música que poco a poco irá viendo la luz… en general podría decirte que al menos una vez al día grabo alguna idea para un tema…

Subterráneo Heavy: Bien, creo que nuestra conversación ha servido para que la gente conozca un poquito más a KAMELMAT, pero me gustaría ir terminando con un pequeño juego. Yo te nombro algo y tú me respondes lo primero que se te venga por la cabeza.

Empecemos por “copyleft”.

KAMELMAT: Oportunidad, el mundo cambia, y todo cambia, mutar es parte fundamental de la naturaleza.

Subterráneo Heavy: “Redes sociales”.

KAMELMAT: Ventana al mundo, derrumbar barreras, oportunidad de nuevo, poder llegar a mucha más gente de la que se podía sin ellas.

Subterráneo Heavy: “Surfing With The Alien”…

KAMELMAT: Además del discazo de SATRIANI, mi favorito de él, dos conceptos que me molan… soy enfermo del surf, de las pocas cosas que me distraen de la música, y me encanta la ciencia ficción, me molaría muchísimo que hubiera alienígenas, y viajar a otros mundos.

Subterráneo Heavy: “Eclecticismo”.

KAMELMAT: Yo jajaja. Estar abierto. Creo que también lo tomo como un punto de madurez. Siempre he visto ridículo que el mundo siga estancado en estupideces como las banderas, las religiones, las ideologías, las diferencias de género o raza, orientación sexual y demás… en mi humilde opinión, la música igual que el universo, es una sola cosa. Solo que como describe la física cuántica, el ser humano en su proceso de observación es incapaz de verlo todo a la vez, físicamente no estamos capacitados, por eso tenemos que desmenuzar todo y analizarlo por separado, creyendo que hay diferencia entre las partes. Entre las partes podemos distinguir, pero no dejan de ser partes del todo.
Esto no quiere decir que no tengamos favoritos, pero justamente una buena manera de tener favoritos es conocer y aceptar todo lo demás, eso nos nutre y nos da más opciones.

Subterráneo Heavy: “Jazz fussion”.

KAMELMAT: ¡Maravilla! Un poco de todo hecho con buen gusto… me encantaría poder lograr que KAMELMAT entrase en festivales de Jazz también, creo que hay puntos de unión con el Jazz Fusion seguro y probablemente cada vez los haya más… manteniendo el espíritu rockero… los jazzeros son de los que más podrían aprender abriendo un poco la cabeza también.

Subterráneo Heavy: En relación a esto, ¿cómo valorarías la evolución de por ejemplo TONY MACALPINE? Pienso en sus fantásticos primeros trabajos como Maximum Security o Freedom To Fly, totalmente diferentes de su proyecto CAB…

KAMELMAT: Creo que como bien dices, la evolución es la madre de todos los cambios. Hay muchos músicos que pasan por distintas facetas adaptativas de su propia creación, en mi caso fíjate todo lo que te he contado, y la enorme decepción que puede haber para gente que escuche trabajos míos anteriores desde una cerradez de mente muy grande. Le has dado en el clavo con Tony, ya que podría ser yo tranquilamente, en cuanto a proceso, salvando las distancias y que ya me gustaría llegarle a los talones. Pero tranquilamente podría acabar haciendo Jazz puro, o con los años montar una banda de Swamp Rock o Surf Music, de la misma manera que si se fuera el guitarra de OPETH y me llamaran iría corriendo.
TONY MACALPINE es un musicazo y tiene una carrera que ya me gustaría tener, especialmente por las experiencias que debe haber tenido y con quién ha compartido ensayos y escenarios.
Por cierto, Maximum Security es un discazo!

Subterráneo Heavy: Totalmente! Bueno, creo que ya conozco tu respuesta, pero igualmente te pregunto,  ¿Crees que la evolución forma parte de un músico o que debe respetar una línea que le identifique? ¿Hasta el punto de cambiar de estilo musical?

KAMELMAT: Como es solo lo que creo (como todo lo que digo) y no representa ningún juicio de valor a quien haga o piense diferente, a mí personalmente me gusta el cambio, me gusta el crecimiento y el hacer de todo, veo imposible el no ir mutando. Creo que la mayoría de los grandes mutantes han ido a mejor siempre, mira a los BEATLES dónde empezaron y dónde acabaron, o FRANK ZAPPA, o BOWIE, o PINK FLOYD, o VAI… a pesar de que no todos ellos hayan cambiado de estilo como por ejemplo FRANK GAMBALE.

Por otro lado agradezco que MAIDEN o AC/DC sigan haciendo lo de siempre…

Un músico no deja de ser una persona, y me parece crucial el crecimiento en todos los aspectos, no soy el mismo que era hace 15 años, ya solo por las experiencias. Creo que es directamente comparable al lenguaje, hay gente que su evolución personal, intereses, y demás los lleva a cambiar de lugar, de país por ejemplo, y adoptan un nuevo lenguaje para expresarse,  o incluso en tu propio lugar, de joven hablabas mal y con montones de tacos y molaba, pero de más grande por circunstancias modificas tu lenguaje y ya no puteas tanto…

Creo entonces que hay músicos que aunque crezcan emocional y personalmente son capaces de seguir expresando sus sentimientos con el mismo lenguaje, y no necesitan modificarlo, como hay quienes no evolucionan y me parece perfecto, y siguen utilizando tacos cada dos palabras a lo Johnn Roten y estando enfadados con todo y les funciona y me parece genial también. Hay mucha otra gente que evoluciona y necesita cambiar de lenguaje.
Como en la vida misma, cosas que antes parecían interesantes igual ahora ya no, y no le pasa solo al músico, le pasa también al oyente, que va buscando o encontrando nuevas expresiones de música o estilos que son más afines a su circunstancia global o emocional.

Entiendo que en este proceso, mucha gente que te representaba en alguna época, y con quien tienes muchos lazos emocionales te puede joder mucho que cambie, notarás que casi no he nombrado a METALLICA en toda le entrevista, y es que nunca superé el Load, el corte de pelo y la movida comercial… tenía 17 años y fue un golpe duro para mí. Sigo anclado en And Justice for all y anteriores, pero con el tiempo he podido llegar a comprender, que cada uno sigue su camino y tiene todo el derecho del mundo a evolucionar para donde le parezca… aunque a algunos fans nos duela… Gracias a Dios, puedes seguir escuchando los discos que te gustaron siempre… Quizás todo pasa por nuestra necesidad humana de que lo que nos gusta sea para siempre, y es lo mejor… esto es una quimera, y he aprendido a disfrutar de las cosas “real time” aquí y ahora… como decía Paul Mcartney, Vivir y dejar vivir.

Subterráneo Heavy: Como ves por mis últimas preguntas la verdad es que me siento estando contigo en la barra de un bar hablando de lo que más nos apetece. Ahora me gustaría que hablaras de guitarristas nacionales hoy en día. ¿Cómo te parece que está la escena en este sentido? Me refiero más a guitarristas que tienen su carrera en solitario.

KAMELMAT: Yo también, y estoy encantado de hablar contigo (aunque en un bar, deberías hablar tu mucho también, ya que me aburro a mi mismo con tanta explicación jajaja). Me han encantado tus preguntas.

Creo que no tiene nada que ver la industria musical y lo que vende con la cantidad de buenos músicos que hay dando vueltas, tanto en este país como en todos los demás.
Especialmente porque cuando lo importante es vender, el arte enseguida pasa a segundo plano, y no pasa en los productos de consumo masivo, Roadrunner misma tiene un criterio muy claro de lo que vende y lo que no, y en muchos casos me resulta bastante poco loable.

España en concreto ha tenido épocas doradas del metal, pero no creo que haya habido nunca la cabida que hay en el mundo sajón, y eso es indebatible, aunque el público latino suele ser mucho más entregado.

El guitarrista solitario, RONIN (como mi tema), creo que tiene bastante poca cabida en general, es un público mucho más reducido incluso que nuestro querido metal que dentro de los géneros populares, no es de los más pequeños, pero no es lo que era en cuanto a masas.

Dentro de España tampoco han sido Shredders o tipo Vai los más conocidos, seguro se conoce más a Raimundo Amador o a Paco de Lucia que a Jorge Salan, y son todos unas bestias!

Creo que fundamentalmente, a la gente en todos lados le cuesta la música instrumental. El público latino, porque Argentina es igual, prefiere una letra potente que le diga algo.

Por otro lado, no hace falta decir, lo mucho que ha hecho la radio y la tele en detrimento de la música más sofisticada, ya que quien no tenga la suerte de escuchar metal, Jazz o los subgéneros de pop & rock que lo permiten, y esté solo expuesto a los top 40, lo tienen muy difícil para tener un gusto musical un poco más abarcativo.

Creo que, y a colación de tu apartado redes sociales, internet nos permite tratar de pensar más globalmente que solo nuestra tierra… a mí en concreto me están dando mucha cabida en U.S.A, y creo que aquí en España cada vez más también… creo que hay mucha gente que aunque no lo sepa tiene ganas de volver a ver entre la música un poco más masiva, grandes virtuosos… por lo menos, aunque el panorama sea complicado aquí seguimos dando guerra los que nos gusta lo que hacemos. Está claro que no pretenderemos jamás ser consumo masivo.

Hay un proceso psico-social que se dio después de la época dorada de los guitar heroes hasta finales de los 80, donde se perdió un poco esa admiración por el tocar bien, y se pasó a la admiración al cualquiera puede tocar. Me encanta NIRVANA, como artistas y como banda, pero evidentemente mi gata cuando camina por encima de alguna guitarra que dejo en el sofá, toca mejor que Kurt Cobain seguro…, sin embargo Curt, hizo que muchos chavales que no podían ni soñar con ser Vai o Paul Gilbert, pudieran soñar con tocar la guitarra. Creo que los mismos Guitar Heroes, se distanciaron tanto de lo posible para la mayoría de la gente que causó el efecto contrario, ahora mola hacer un millón de canciones con 3 acordes y seguir ultrajando la pentatónica. Repito, esto no es un juicio de valor, no quiero decir que esté mal o bien, simplemente es un análisis posible.

Por otro lado, igual que la adversidad propuesta por la caída en picado de la industria discográfica, los artistas tenemos ahora el desafío de reinventarnos, de ofrecer cosas nuevas, EVOLUCiÓN que ha sido varias veces mencionada.
KAMELMAT, por lo menos en la teoría, tiene la idea en proyecto de que cuando vengas a verme, no será solo un concierto (excepto el primer año que rodaremos la banda), sino que acabará siendo una producción audio visual… algo distinto…
¡ya veremos!

Subterráneo Heavy: Pues esperaremos a ver que ese proyecto se haga realidad. Un placer, Kamelmat :-)