AVULSED – Ritual Zombi, 2013

Web Oficial MySpace Facebook Twitter

avulsed14Hablar de AVULSED desde un medio como este es difícil y, en cierto modo, poco útil. Hemos esperado mucho para tener en las manos “Ritual Zombi”, y quienes ya conozcáis al grupo sabréis perfectamente si os interesa escuchar un nuevo disco de AVULSED o no. Poco puedo hacer yo por cambiar vuestra opinión. Y es perfectamente comprensible: estamos hablando de una de las bandas más respetadas y seguidas del país, llevan desde principios de los noventa repartiendo caña burra por todo el mundo y su reputación les precede. En lo musical, ya sabéis como se las gastan los AVULSED, y en cuanto a su filosofía de trabajo constante también. Sus últimos discos han sido muy bien recibidos, de modo que no es extraño que “Ritual Zombi” haya causado tanta expectación.

De modo que para ahorrar tiempo al lector, diré desde el principio que es un buen disco. Muy bueno, de hecho. Y lo es porque ofrece un efecto muy beneficioso al aficionado al metal extremo que se interese por él. Cuando uno lleva unos años metido en el tema de la música extrema, viéndose expuesto a devaneos melódicos, progresivos, técnicos, matemáticos, fusiones y demás historias, tiende a especializar demasiado sus gustos, a volverse un sibarita y a caer en el esnobismo. En estos casos conviene escuchar un trabajo como “Ritual Zombi” para recordar de dónde venimos y a qué se reduce todo esto, recuperar lo que hemos perdido por el camino y acabar llegando a la conclusión a la que llegué yo mismo cuando escuché el disco: joder, cómo me gusta el death metal. Dame una batería rápida, un bajo bruto, unas guitarras sucias y unos gritos guturales. No necesito más.

Ritual Zombi” es, en esencia, una lección magistral de cómo hacer metal extremo. El estilo de AVULSED se ha ido refinando e individualizando con los años, añadiendo a su propuesta de brutal death primitivo (recordemos que es uno de los grupos pioneros de esta tendencia en Europa) un peso notable de la influencia de Suecia y, especialmente, Finlandia, a través de bandas como DEMIGOD. En efecto, las sucesiones de pasajes tremendamente violentos y pesados se combinan con un sutil sentido de la melodía que da al disco un carácter más oscuro. Los elementos grind e incluso thrash son abrazados sin tapujos para abarcar todo el espectro del death metal, así sin más, sin adjetivos redundantes, consiguiendo un disco que puede verse como un homenaje al género y a su historia. No hay más que fijarse en títulos como Horrified by Repulsion o Cannivegan Corpse.

Lo cierto es que en “Ritual Zombi” hay riffs tan cojonudos que parece mentira que se trate de un disco de 2013, dado que muchas partes hacen que me pregunte cómo puede ser que a nadie se le hayan ocurrido antes. Creo que buen ejemplo de esto es mi tema favorito del disco, …Was Not My Blood. Todo esto se completa con elementos que pueden parecer fuera de lugar, como una intro sorprendentemente melódica e incluso un interludio acústico (Elegy for the Rotting), pero no hay por qué alarmarse: AVULSED es una banda que no se preocupa por estas cosas y que nunca se ha cortado cuando ha tenido ganas de experimentar. Recuérdese el injustamente desapercibido “Cybergore” (1998). Seguramente sea por esa libertad creativa y esa espontaneidad por lo que “Ritual Zombi” resulta tan efectivo.

Se ha incluido para la ocasión una versión del clásico de DEATH Zombie Ritual, acelerada hasta parecer que en cualquier momento se va a salir del compás… no podría ser de otro modo, pues puede considerarse que nos encontramos ante un disco construido conceptualmente alrededor de la temática de los muertos vivientes. Los cadáveres andantes invaden las letras y el diseño visual del disco, con esa acojonante portada de Juanjo Castellano que es a mi juicio la mejor que ha tenido la banda hasta el momento.

En fin. Uno puede tomarse “Ritual Zombi” como el enésimo disco de death metal de vieja escuela o como una revalidación del género. Este disco demuestra que las posibilidades del death metal están muy lejos de agotarse, y es un placer poder afirmar en 2013 que un trabajo de este género aún tiene poder para sorprendernos y engancharnos. El death metal nunca muere… y, si lo hiciera, todo parece indicar que se levantaría de la tumba para comerse nuestra carne.

firmaantonioandrades